Objetivo del proceso:

Impulsar el uso y apropiación de las Tecnologías de la Información (TI), de forma coherente y articulada con el direccionamiento estratégico de la Entidad asegurando la disponibilidad, confiabilidad e integridad de la información requerida para la toma de decisiones.